lunes, 5 de septiembre de 2011

La prostitución y los medios de comunicación social. "Debate" La Noria, 3-9-2011

Sólo unas pocas líneas, para comentar cuatro cosas. El hilo del debate era sobre los anuncios de prostitución y quién había detrás de los anuncios y si convenían eliminarlos de la prensa.
De entrada, en la introducción se comete un gran error. Se dice que la Ponencia sobre prostitución fue a instancias del Ministerio de Igualdad, cuando éste no exístía.
Fue el Pleno del Congreso de los Diputados, quien debido al estrepitoso aumento de la prostitución en España y a las nuevas resoluciones dejudiciales tanto europeas como españolas y personalmente me atrevo a decir presionado por la ideología abolicionista, aprobó el 14 de febreo  de 2006 una moción consecuencia de interpelación urgente que dice: " El Congreso de los Diputados considera urgente y necesario iniciar en el seno de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer, un proceso de estudio, debate y comparecencia con el objetivo de elevar el dictamen informativo dentro del presente período de sesiones, que permita concluir con un diagnóstico sobre la situación actual de la prostitución en nuestro país, concretando orientaciones y propuestas transversales que se deben desarrollar en todos los ámbitos"
Argumentos:
Que si los niños no pueden ver los anuncios que hay que protegerlos...Nadie rebatió este argumento.
Los niños, cuando cogen un periódico y lo leen se enfrentan a todas las barbaridades de la humanidad. Un anuncio de "120 de pecho, francés hasta el final" no es más barbarie, que mostrar la crudeza de las guerras, y hambrunas,  o las estafas de los grandes poderes que han provocado la crisis. Los niños no son seres inocentes, asexuados, inmaculados, han de conocer todas las realidades de la humanidad, para aprender. Mientras se siga con este fanatismo de aplicar una doble vara de medir y esta moralina, la humanidad no avanzará.
El otro argumento que se esgrimió, fue el de qué se diría si se anunciase "vendo mi riñón". Otro argumento que cae por su propio peso ya que, las personas que ejercen/ejercemos la prostitución no vendemos nuestro cuerpo, utilizamos parte de nuestro cuerpo como se utilizan en millones de trabajos y/u oficios.
También se mentó a las prostitutas de la Casa de Campo, cuando la prostitución de medios abiertos- calle, polígonos industriales y carreteras NO SE ANUNCIA EN LA PRENSA.
Como ya dije el viernes. Este tipo de programas sólo hacen que desinformar, mostrar la imagen más sórdida de la prostitución y lo que es peor todavía, contribuyen a que el estigma de la prostitución y de rebote el de la puta siga enraizado, por un lado y por otro a victimizar a todo un colectivo de mujeres que no son víctimas de trata,  mientras  que las que son realmente víctimas de trata no son atendidas de acuerdo a las diretrices marcadas por la ONU.
Este tipo de feminismo, que esgrime argumentos demagógicos, mintiendo en lo que haga falta sin ningún escrúpulo, desinformando,  sirve para que las mujeres que lo profesan acumulen sus neurosis y pidan ayuda al papá o mamá estado, pero no para solucionar los problemas reales.
En otro post, abordaré, de nuevo, qué hay detrás de los anuncios de prostitución.

Bibliografía. "La prostitución como trabajo autónomo". Gloria Poyatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario