sábado, 10 de noviembre de 2012

La ordenanza cívica de Málaga, se "suaviza"...


No es la solución, aunque de momento  ayuda a que una falta administrativa no derive  en un delito penal. Las personas que ejercen la prostitución en Málaga estén en un espacio del Polígono Gualdahorce, conde no hay vecinos, alejadas de las naves industriales, de díficil acceso rodeadas de escombros, sin apenas luz, un lugar lúgubre, inseguro -fui a visitarlo el pasado miércoles  y doy fe de ello. Trabajan a partir de las 20h.es decir cuando ya se han cerrado todas las naves. Cerca está el NEW Scandalo, un macro prostíbulo. Los dueños del club tampoco quieren que estén allí ya que claramente son competencia para ellos.
Es decir, es una ordenanza absurda, sin sentido, claramente discriminatoria y estigmatizadora, hacia un colectivo de mujeres, que están luchando por salir adelante. No es verdad que Médicos del Mundo esté de acuerdo con las medida que pretende el alcalde, ya se lo han hecho saber en diversas ocasiones; la alternativa al ejercicio de la prostitución no son cursos de formación ocupacional o ir al INEM a buscar trabajo, sino que  se permita el acondicionamiento de un área para que puedan trabajar en prostitución que es lo que ellas quieren.
Se han asociado en AMTTTSE, y tienen un proyecto para crear un espacio en la que podrían ejercer la prostitución en condiciones óptimas, pero hasta la fecha no las escuchan.


Con la intención de detectar casos de explotación o violencia de género, el Ayuntamiento de Málaga anunció ayer la modificación de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana para sustituir las sanciones de hasta 750 euros, impuestas por ofrecer sexo en la vía pública, por la obligación de desarrollar trabajos comunitarios, mediante los cuales estas mujeres entrarían en contacto con los servicios sociales. El concejal de Seguridad, Julio Andrade, informó ayer que estas infracciones pasan de graves a leves «haciéndolas efectivas», de manera que el área de Derechos Sociales se encargará de diseñar esos trabajos para los que contará con el apoyo de ONG como Médicos del Mundo.
Andrade explicó que se plantea la modificación de los artículos 37 y 38 de ordenanza. «Ahora se distinguirá entre las personas que ofrecen servicios sexuales de las que solicitan los mismos y son reincidentes. Hasta ahora ambas eran consideradas conductas graves con sanciones de 750 a 1500 euros», aclaró.
Con este cambio, las primeras serán consideradas leves con sanciones de hasta 750 euros, manteniendo las segundas, así como las practicas sexuales que afecten a la convivencia ciudadana la consideración de graves.
Andrade recordó que «es posible que detrás de estos casos la mujer no ejerza la prostitución de forma voluntaria sino que sea víctima de mafias, proxenetas o incluso de malos tratos». De esta forma, si el Ministerio Fiscal cree que hay que investigar algún aspecto puede hacerlo, un trato de fondo más allá del impuesto a quienes hacen una pintada o queman contenedores.
Asimismo se elimina el apercibimiento que afecta a diferentes conceptos de la ordenanza. «Al igual que otras ciudades españolas, se entiende que los casi dos años transcurridos desde la entrada en vigor son suficientes para su conocimiento», dijo el edil.
Todas estas modificaciones buscan depurar la norma que prohíbe las prácticas sexuales en espacios públicos, así como el ofrecimiento, solicitud, negociación y aceptación directa o indirecta de servicios sexuales en la vía pública siempre que afecten a la convivencia, es decir, que se produzcan a menos de 200 metros de centros docentes, educativos, parques infantiles, zonas residenciales o de cualquier otro lugar en el que se realicen actividades comerciales y empresariales.
Ya en septiembre, el Ayuntamiento se comprometió a establecer un protocolo de actuación con la Fiscalía de Málaga por el que trasladará al Ministerio Público los casos de las prostitutas que incumplan reiteradamente la ordenanza en lugar de llevarlas directamente al juzgado denunciándolas por desobediencia como viene haciendo desde que en 2011 entrara en vigor la ordenanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario