martes, 29 de octubre de 2013

Comunicado desde AMMAR, Argentina, denunciando los abusos de las fuerzas de seguridad.


28/10/2013 - Ante los 32 allanamientos realizados el pasado sábado 26 de octubre en distintos locales de la Ciudad de Buenos Aires, desde la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina, denunciamos la fuerte persecución que estamos sufriendo la trabajadoras sexuales autónomas, ya que en algunos de estos lugares allanados se encontraban trabajando algunas de nuestras compañeras afiliadas, que conforman cooperativas de trabajo, esto es, trabajan de manera autónoma y por voluntad propia, no siendo ni víctimas de explotación sexual ni de trata de personas. A estas compañeras les fueron secuestradas, entre varias otras cosas, las credenciales de Ammar.

En el operativo intervino el Programa Nacional de Rescate, el Área de Delitos y Sumarios de la Policía Metropolitana y la Prefectura Naval Argentina, quienes mantuvieron durante más de dos horas a las trabajadoras para que declaren, y cuando lo hicieron no tuvieron en cuenta sus voces. Muchas de las chicas contaron que en sus declaraciones sostuvieron ser locatarias del lugar y ejercer libre y autónomamente la prostitución, “pero nadie nos cree, invalidan nuestras voces”.
El sistema represivo implementado hacia nosotras, trabajadoras sexuales, que ejercemos por su nuestra voluntad ésta actividad, genera que seamos constantemente castigadas y criminalizadas por las fuerzas de seguridad, demostrando que se está errando el camino para combatir el verdadero delito, que es el de la trata de personas con fines de explotación sexual.
Por todo esto, desde ammar exigimos, por un lado, que nos expliquen las razones por las cuales procedieron al secuestro de las credenciales, queremos saber de qué nos acusan?. Somos un sindicato de trabajadoras sexuales autónomas, y como tal no estamos cometiendo delito alguno, sino ejerciendo una actividad totalmente licita. Venimos alertando desde hace ya mucho tiempo que bajo la excusa de combatir la trata de personas se violan los derechos de las trabajadoras sexuales.
Por otro lado, exigimos enfáticamente que dejen de perseguirnos, criminalizarnos y vulnerar nuestro derecho al trabajo autónomo. Para eso hemos presentando un proyecto de ley que regule el trabajo sexual autónomo, un instrumento legal que nos permitirá ejercer libremente nuestro trabajo y combatir los delitos de proxenetismo y trata de personas.


TRABAJO SEXUAL NO ES IGUAL A TRATA DE PERSONAS

Basta de criminalizar el Trabajo Sexual!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario