lunes, 4 de noviembre de 2013

El documento fotográfico del ejercicio de la prostitución en carreteras




http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/asi-trabajan-carretera-cientos-prostitutas-2805809 Armado con un trípode de topógrafo y una cámara de gran formato ha trabajado Txema Salvans (Barcelona, 1971) para alumbrar su último proyecto, The waiting game (El juego de la espera). El libro documenta la situación en que trabajan las prostitutas de carretera en la zona del Mediterráneo. «Es mi área de trabajo. Siempre fotografío el territorio que conozco, el que entiendo», comenta. El de Salvans ha sido un trabajo a fuego lento, ocho años, que ha dado como resultado una colección de paisajes, de «escenarios degradados a plena luz del día» en los que las prostitutas parecen una anécdota («una cicatriz en el paisaje», dice él), pero son las protagonistas. «Me acercaba a las chicas con el coche y les decía que estaba haciendo un trabajo topográfico. Ellas me veían, pero pensaba que estaba haciendo otra cosa», explica. «Es verdad que en cierta manera hay un engaño, pero el documento final lo que pretente es proteger la identidad de la persona y dar luz a una realidad que existe. Además, cuando el fotógrafo trabaja siempre hay un abuso de confianza. Nunca es solo un invitado», asegura.Salvans emplaza ahora a «los que pueden tomar decisiones y cambiar las circunstancias de trabajo» de estas mujeres a que tomen sus fotos como un posible punto de partida para que las cosas mejoren. Su trabajo, insiste, es documental: «En ningún momento quise hacer retratos de las mujeres».Formalmente, The waiting game se aleja bastante de los anteriores proyectos de este fotógrafo, en los que documentaba, también en el Mediterráneo, la manera en que la gente pasa su tiempo libre y en los que Salvans aparecía a veces casi como un actor más en la foto. «La técnica impone sus limitaciones. Trabajando con cámara de gran formato no eres tan ágil y no puedes captar el instante decisivo. Yo aquí he retratado la espera decisiva».

No hay comentarios:

Publicar un comentario