miércoles, 25 de marzo de 2015

En Irlande del Norte, país que quiere prohibir la prostitución. Mujeres que reclaman su derecho a ejercer

 Cada vez más mujeres y personas que ejercen la prostitución luchan para que sean reconocidos sus derechos. En Irlanda el modelo es el prohibicionista ¿la excusa? terminar con la esclavitud... pero es de sobras sabido que la prohibición no conlleva que desaparezcan las condiciones de explotación, sino que por el contrario, permanece todavía más oculto, y es más díficil de perseguir.



La lucha contra el comercio sexual que comenzó hace un par de meses en Irlanda del Norte, ha abierto un debate entre las miles de prostitutas que no se sienten a gusto con la nueva legislación. 
Laura Lee es una de ellas. La mujer nacida en Dublín, está en medio de un desafío legal que busca poner fin al proyecto de ley que prohíbe la prostitución con el objetivo de regular el tráfico de personas, y la violencia vivida por las mujeres que se someten al comercio sexual.
Según informó The Guardian, Lee, que además de ejercer la prostitución es psicóloga, cree que la ley es injusta ya que "supone una discriminación contra las mujeres que deciden ejercer por su cuenta el oficio más viejo del mundo". Es por esto, que la mujer de 37 años presentará su caso en el Tribunal Superior de Belfast en junio, mismo mes que la ley debería entrar en vigor. 
"Hago esto porque creo que cuando dos adultos consienten tener sexo a puertas cerradas, independiente del intercambio de dinero, no es un asunto del estado. La ley que han creado no tiene nada que ver con las personas que deciden llevar a cabo el acto, sino que es un aborrecimiento moral del partido DUP (Partido democrático Unionista) a las relaciones sexuales pagadas", aseguró al diario británico, agregando que después del 1 de junio, la vida de las trabajadoras sexuales en Irlanda del Norte será mucho más difícil.
Según publicó el diario español El mundo, el diputado del DUP, Maurice Morrow, que impulsó la ley, asegura que más del 80% de la población en el Ulster, está a favor de la "criminilización de la prostitución", luego de que en octubre de 2014 ganaran la asamblea con 81 votos a favor y 10 en contra. 
A pesar de lo que piensan los parlamentarios, Lee afirma que su equipo legal se está preparando con varios artículos de la Convención Europea sobre los derechos humanos para desafiar y revocar la ley de Morrow.
"Hay varios artículos que abordaremos, como es el artículo 8 que regula el derecho a la intimidad, o el 3 que trata sobre la protección contra los tratos degradantes. Nuestro equipo legal, además se referirá al derecho a ganarse la vida consagrado en la Carta Social Europea". 
La iniciativa será financiada a través de una campaña de crowdfunding en las redes sociales, y con el aporte de diferentes grupos de trabajadores sexuales de todo el mundo.
Lee, ha trabajado en todo los rincones de la industria sexual de Escocia: en un departamento privado, como dama de compañía, en un sauna de Edimburgo y en las calles de Glasgow, acumulando en su historial 53 condenas por dirigir burdeles. 
Al conversar con The Guardian, Lee aseguró que ha tenido momentos de violencia, que la han atacado con cadenas de perro, que sus cuatro hijos fueron separados de ella, y recuerda cómo tuvo que reconstruir su cara luego de que un apostador la atacara. "Siento como si tuviera más de 500 años con todas las cosas que he visto", cuenta. "A veces deseo no levantarme".
Sin embargo, a pesar de los sucesos con los que ha tenido que lidiar, sabe que representa a una gran mayoría de trabajadoras sexuales que se resisten a dejar el rubro. Las encuestas apuntan a que un 98% de los trabajadores de la industria sexual no están a favor del modelo. Asimismo, revelan que el 84% de los clientes seguirán haciéndolo clandestinamente.
Respecto a las cifras, el ministro de Justicia de Irlanda del Norte, David Ford, advirtió que la policía va a tener dificultades al momento de enjuiciar y llevar a los tribunales a los hombres que decidan pagar por sexo. "Un número de teléfono en el celular no puede ser una prueba suficiente para los jueces", comentó el político al El Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario