martes, 18 de marzo de 2014

Erika Trejo. El trabajo sexual. Artículo de opinión

 http://www.saforinformatiu.es/erika-trejo-el-trabajo-sexual-y-la-migracion-hoy/


Estos escritos se basan en libros que me han inspirado y aportado significativamente mi percepción sobre
trabajo sexual y conceptos para desarrollar en mis performances y vídeos, es decir, en mi producción
artística, también da cuenta mi propia experiencia de vida como actriz erótica y demás trabajos en la
industria del sexo y por último, la enriquecedora colaboración, -que espero no termine nunca- con CATS
(Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo)
La primera que me influyó y me llegó directo a las entrañas, sin duda, fue Laura Agustín, audaz y brillante en
enfocar el tema de trabajo sexual con migración, fuera de juicios o de discursos victimizantes y coloniales,
Laura Agustín de un tirón desplaza los tópicos migratorios, no sólo en el día a día de Europa, si no
específicamente en la Industria del Sexo, el título de ese brillante libro, primero que leo de ella así se titula:
Trabajar en la Industria del Sexo y otros Tópicos Migratorios.
Agustín deja entrever esa noción que automáticamente se tiene en Europa de las migrantes: analfabetas,
atrasadas, débiles, pobres y por supuesto calentonas robamaridos de las nativas, hablando claro, putas, todas
vienen a prostituirse.
Sin embargo, los migrantes actúan motivados por las ganas de vivir mejor. Son decisiones vitales que toman
cuando se arrancan de sus casas, considerándose personas con valor y espíritu de aventura, incluyendo los
casos en que en le futuro implica trabajo sexual.
El hecho de tener un trabajo en la industria del sexo no le quita al migrante su papel trasnacional. Además
lxs prostitutxs migrantes son un fenómeno especial:es normal que no se asienten en un lugar a vivir, siguen
migrando o mejor dicho siguen viajando. A la trabajadora sexual que hoy encuentras en Madrid puedes
encontrarla mañana en París, el próximo mes en Ámsterdam y al año otra vez en España. Y no es el
resultado de un intento de esquivar los controles policiales; existe una cultura de conocer Europa y en la
que se tiene sus sitios preferidos. Aunque son a menudo pobres e ilegales viajan de manera cosmopolita.*
En Europa se suele decir que las migrantes vienen a trabajar como víctimas engañadas, un discurso de
proteccionismo patriarcal y colonial, este discurso nos dice que las mujeres no pueden conocer mundo,
mucho menos si son del tercer mundo y aún hay más: las mujeres no viajan solas; este discurso victimizante
y reitero colonial, perpetua la imagen de la mujer primero y de la migrante después, como niñas que deben
de estar bajo tutela y vigilancia del héroe- o heroína, en el caso de las abolicionistas- blancx occidental.
Una concepción que en realidad fomenta el verdadero tráfico de personas.ya que las leyes de migración y de
agrupación familiar, como un enramado patriarcal a rajatabla, presiona a las latinoamericanas así como las
europeas del Este, que son las primeras en migrar dejando atrás marido e hijos , en las agrupaciones
familiares, no dejo de sorprenderme que insistan en preguntar por que ella ha de reagrupar al marido y a lxs
hijxs, y no el hombre, está claro!! Ella ha venido primero, Inmigración despues de tener que hacer este tipo
de reagrupaciones con miles de mujeres se ha dado cuenta que esa es la dinámica y ceden a hacer la
reagrupación, pero recuerdo antes sorprendía mucho en las oficinas de migración.
Sí, efectivamente, eso a lo que los gobiernos europeos y abolicionistas llaman trata -no la trata de la que
todos sabemos que es explotación, desplazamientos a la fuerza, etc, y que con el cual no estamos de acuerdo-
no es más que un medio, para cruzar el charco o atravesar Europa, amigos que ponen en contacto con otros
que viven aquí y que por una cantidad considerable, consiguen permisos de residencia falsos y lugares de
trabajo, sea doméstico o trabajo sexual, sin esas personas, sería prácticamente imposible venir aquí.
Por qué? Por que ser latinoamericana es ser de segunda, para entrar aquí necesitas un permiso de residencia,
que se comprueba en tú país de origen mediante nóminas y propiedades- absurdo, es precisamente lo que no
tienes y por eso migras- y si quieres trabajar, más difícil, necesitas un permiso de trabajo que como todas sabemos, no lo tienes; ¿Cómo alguien desde España por ejemplo va a contratarte sin conocerte?
Efectivamente estás son las verdaderas leyes que fomentan todos estos movimientos de personas, conseguir
permisos y pasaportes falsos, las leyes de migración son las que fomentan ésta supuesta trata, impiden el
paso a la sociedad del bienestar y todxs queremos vivir bien, existen todas estas personas que pagando logran
hacer nuestros sueños realidad, a veces tal y como lo habíamos pensado, a veces de una forma muy distinta;
quizá más sórdida; una cosa está clara, el deseo y la ilusión de salir de allá está presente, como comenta
Agustín, en Latinoamérica, hay una cultura de conocer Europa y pagando unos cuantos dolares, las mujeres
podemos trabajar y por supuesto vivir otras experiencias; otra vez Agustín; podemos ver mundo
Agustín muestra las cosas muy claras, las migrantes ni son analfabetas, ni miserables, ni niñas, son mujeres
emprendedoras y valientes, que dejan una vida atrás aventurándose con valor el residir en otro país y con una
cultura diferente, audaces para aprender in situ otros idiomas, que además de querer ganar dinero, quieren
vivir experiencias distintas y sentir más libertad, ¿Les parece que esto concuerda con la imagen de víctima
sin voz que quieren hacer de las migrantes?
Sus personalidades individuales juegan un papel: el grado de autoconfianza, la voluntad de correr riesgos y
la adaptabilidad frente al cambio, ocupar una posición menos poderosa en términos estructurales no
significa que no puedan tomar decisiones y estas decisiones estén influenciadas por una multitud vasta de
circunstancias, incluyendo el deseo individual, ser económicamente pobre no te hace pobre espiritualmente.
La mirada del cosmopolita está puesta en el mundo, no en la casa, y no hay nada en el concepto de
cosmopolita que le impida ser pobre o trabajar en la industria del sexo.*
Todas las versiones y discursos que victimizan o quieren salvar a las mujeres migrantes de la industria del
sexo en España, no son mas que enfoques de un fuerte carácter moralizador y colonial, que responden al
miedo a lo desconocido, supongo, que obedecen a la cultura de la doble moral y la hipocresía respecto al
sexo en la cultura española y europea en general.
Parten de suposiciones sobre el lugar correcto del sexo (la casa de una pareja) sobre las buenas formas del
sexo (con amor, en pareja y sin dinero) y sobre algunos conceptos de la clase media occidental, poco fáciles
de imponer ( por ejemplo la identidad personal o el yo, la autoestima, la dignidad del trabajo) Estos
discursos sólo se pueden seguir manteniendo mientras que nadie preste atención a lxs sujetxs implicadxs.
Existe otro argumento para no perpetuar la construcción de la prostitución como un solo tipo de relación
(hombre poderoso/ mujer desempoderada) Law señala como ésta representación -ciertamente importante
para demostrar las desigualdades económicas, políticas y sociales de las personas involucradas- tiene a su
vez el efecto de fijar las identidades de opresor y víctima convirtiéndolas en un discurso hegemónico en el
que lxs sujetxs encuentran poco espacio para maniobrar.*
Así que, lo mismo que exigen lxs compañerxs europexs, ésta estrategia de que hablen lxs expertxs de la
industria del sexo, no hace más que callar las voces involucradas, los cuerpos involucrados y las
motivaciones y situaciones que llevan a una persona a la industria del sexo, no hace más que fomentar el
discurso colonial y hegemónico, no reconocer la prostitución como trabajo sexual, es dar cabida a
condiciones laborales irregulares y de explotación, dando lugar a la marginalidad, dando el no lugar. lugar
que merecen las personas que trabajan en la industria del sexo,fábrica de sueños y fantasías eróticas, tan
consideradxs por todxs lxs clientxs.
*Trabajar en la Industria del Sexo y Otros Tópicos Migratorios, Agustín Laura

No hay comentarios:

Publicar un comentario