jueves, 25 de septiembre de 2014

La APDHA demanda una actuación diferenciada de las administraciones ante la prostitución y la explotación sexual.






La APDHA demanda una actuación diferenciada de las administraciones ante la prostitución y la explotación sexual.
Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía,

Hoy, 23 de septiembre, como cada año se conmemora el “Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de personas”, momento que aprovechamos para denunciar la situaciones de vulnerabilidad y desamparo en que se encuentran las personas víctimas de trata.

Y, ¿qué es la trata? Para la asociación Global Rights, por ejemplo, es una forma de esclavitud, un delito que atenta contra los derechos fundamentales de las personas. Supone el reclutamiento, el transporte, la transferencia, acogida o el recibo de personas, por cualquier medio, para el trabajo o servicios forzados, la esclavitud o prácticas similares a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

Cuando hablamos de trata solemos pensar en el tráfico de personas con fines sexuales,  pero nos olvidamos de otras variantes, como son la esclavitud infantil, laboral, la servidumbre… Que en el día de hoy hablemos de la lucha contra “la explotación sexual y la trata”  contribuye sin duda a esta confusión.

Y por otra parte, cuando hablamos de trata de personas con fines sexuales, lo  asociamos rápidamente a prostitución. Sin embargo, si definimos prostitución –definición que suscribimos- como “intercambio libre, negociado y consentido de servicios sexuales a cambio de dinero u otra remuneración pactada de antemano, entre adultos”, está claro que no estamos hablando de trata.

Desde ciertos posicionamientos feministas se declara que toda la prostitución es forzada. Para ello argumentan que el 90% de las prostitutas son víctimas de trata. Sin embargo no existe ningún estudio que avale este porcentaje, según algunas de las conclusiones del GRETA (Grupo de expertos en lucha contra la trata de seres humanos del Consejo de Europa) para España en el año 2013.

La realidad es que no existen datos fidedignos a este respecto. De hecho, de las más de 1.000 mujeres con las que hemos trabajado en nuestra asociación a través del Programa de mediación y atención social a personas que ejercen la prostitución en Andalucía, menos del 10% podrían ser consideradas víctimas de trata. Es evidente que no podemos extrapolar este dato a la globalidad de personas que ejercen la prostitución en nuestra comunidad, pero nos sirve para afirmar que la prestación de servicios sexuales se puede hacer voluntariamente. Por lo tanto, consideramos una equivocación asimilar trata y prostitución, pues sus realidades, aunque pueden ser paralelas, no son las mismas.

La definición de este marco conceptual es el punto de partida desde el que analizamos las necesidades de las personas. Para las víctimas de trata exigimos recursos adecuados y no condicionados a la denuncia previa: alojamientos apropiados y seguros, asistencia psicológica y médica, servicios de interpretación, asesoramiento, información y protección para ella y su familia en el país de origen o de destino.

Sin embargo, la atención a las necesidades de las personas que ejercen la prostitución debe ir encaminada a reclamar mejoras en las condiciones de trabajo, conseguir una seguridad laboral y espacios adecuados para el ejercicio de la prostitución, donde poder trabajar con garantías de seguridad y higiene.

Desgraciadamente desde los diferentes estamentos públicos, y en concreto, en algunos ayuntamientos, no están por la labor de trabajar en esta línea, más bien al contrario, pues han aprobado ordenanzas municipales que regulan el ejercicio de la prostitución en la vía pública, penalizando tanto a la profesional como al cliente.

Estas medidas, lo único que consiguen es trasladar el ejercicio de la prostitución, alejándolo cada vez más de las zonas urbanas y avocando a las mujeres a polígonos industriales sin condiciones higiénicas ni de protección, donde el control por parte de grupos organizados es mucho más fácil e impide en muchas ocasiones el ejercicio libre de la prostitución... es decir, medidas para combatir la prostitución pueden ocasionar que muchas mujeres pasen a ser víctimas de la explotación sexual.
- See more at: http://www.humania.tv/noticias/la-apdha-demanda-una-actuacin-diferenciada-de-las-administraciones-ante-la-prostitucin-y-la-explotacin-sexual#sthash.m5i1qS61.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario